Sí, sí, sí … ¡pero finalmente no!

Desde hace unos meses, actúo concretamente para alcanzar una nueva etapa en mi carrera profesional – busco un trabajo – y me encuentro con una situación por los menos particular y perturbadora.

Como cualquier camino, hay obstáculos y me aseguro de aprender de ellos para optimizar mis acciones y adaptarme a ellos.

Idealmente, cuando los resultados dependen solo de tí, hay cierta seguridad en cuanto al progreso del proyecto.

Por otro lado, cuando ciertos aspectos dependen de terceros, se instala una parte de desconocido…

Si es cierto que podemos influir en los eventos y elecciones de los demás … siempre habrá algo fuera de nuestro control.

¡Es un hecho!

Dicho esto, hay un elemento frustrante y confuso cuando te enfrentas a tal respuesta:

Sí, sí, sí … ¡pero finalmente no!

A lo largo del recorrido, las “luces” se ven verdes, y luego en el último minuto, sin saber por qué, ¡”Luz roja”!

En la técnica de ventas, esto es parte de la gestión de las objeciones y la solución es especificar los motivos del rechazo para abrir una nueva oportunidad.

Pero aquí, no se transmite nada concreto.

  • Las reglas del juego han cambiado, 
  • El proyecto se suspende, 
  • Se introduce otro elemento que pone todo en cuestión …

En resumen, surge una sensación amarga porque parece que te dicen que todo va bien de tu lado, pero que hay un cambio por el otro.

Es como esas parejas que se separan y dicen: “No, no viene de ti, soy yo”.

Si, por mi parte, todo está bien, ¿qué debo aprender? modificar? adaptar? …. nada finalmente?

¿Qué puedo cambiar en mi estrategia, en mis acciones si los comentarios no devuelven nada útil?

Entonces, quizás, lo que estás proponiendo, lo que eres, hace que la otra parte piense y finalmente se dé cuenta de que debe redefinir su demanda.

De hecho es una posibilidad.

Pero cuando es recurrente, es perturbador.

Entonces, ¿Qué debo hacer ?

Ya oigo voces que dicen la palabra “mágica”: aceptar.

Si, ciertamente. Como siempre, “fácil de decir” … Pero, eso me parece demasiado simple. Puedo estar equivocado, pero tengo la sensación de que hay “un árbol escondiendo el bosque”.

Así que dejo la pregunta en espera y estoy muy interesado en tus comentarios.

Gracias

Buen camino

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.